ESTE BLOG...
ESTA SUPER-PROTEGIDO
CONTRA ABUSOS Y PLAGIOS
-COMO BUEN ANARCO-
"SOLO POR TU HONESTIDAD" (JE,JE) El Javi

martes, 5 de octubre de 2010

¿Dónde está aquel pueblo?

















DÓNDE ESTA “AQUEL PUEBLO”
Está dormido
Se ha ido
Se ha muerto
Dónde andará?
Aquel con alma limpia y lágrimas
Aquel que sudaba el pan, risueño
Aquel que sabía lo que era respeto
y los códigos éticos
Aquel que se levantaba
por no doblegarse, ni hincar rodillas
y alfombrar caminos de libertades
a aquellos sus niños yunteros, y…
y aprendices también de vida
y con sus cuadernos a la escuela
con aquellos “maestros” pa’todo
que enseñaban enseñando a pensar…
porque esa es la ley de la vida
y así lo dice Madre Naturaleza

Dónde esta “aquel pueblo”?
que se levantaba risueño por las mañanas…

…”Que se levantaba cuando le pisaban”…


6/10/10



Nota: La imagen fue tomada de internet



4 comentarios:

  1. Javi, los pueblos siguen ahí, tratando de levantarse, sólo que ahora el monstruo que los pisa es más grande, y también tenemos miedo,como es natural, porque hemos sido traicionados tantas veces...y lo único que tenemos para defendernos es la vida. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Hola, Javier. Soy nueva en tu blog. No sé dónde se fue el pueblo, hay muchos pueblos así. Tendremos que estar unidos y unir nuestras fuerazas para que no desaparezcan, con energía y ganas de seguir luchando. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  3. Javi hermoso poema por donde hay preguntas,muchas,que se podrían responder en una sola palabra...DIVISIÓN, por fronteras,por ideas,por pensamientos errados...por historia desalmada...donde estan? no lo se...yo no los veo!
    un abrazo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  4. Aquel pueblo se fragmentó porque todavía no sabía matemáticas. Su perfil no se acomodaba a una perfecta campana de gauss, donde los pensamientos extremistas, tanto de un lado como de otro son minoritarios. La semilla que fragmentó a aquel pueblo estaba dentro del pueblo mismo porque pueblo son todos sus miembros.Y acaso el pecado que originó la disgregación, terrible y dolorosa, fue el querer ir más deprisa. No se podía ir más deprisa. Todo era demasiado bien. Eso y el pecado capital de la sociedad española: la envidia, que hace que, como dice Ortega, nuestra sociedad carezca de una verdadera aristocracia.

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy importante para mí. No te vayas sin dejar uno.